¿Qué es una manta, cobija u objeto de apego del bebé?


¿Recuerdas a Linus de Charlie Brown y su cobijita? Pues esa es una mantita u objeto de apego. En este artículo te explicaremos con más detalle de qué se trata y para qué le sirve a tu bebé.

La mantita o cobijita de apego es una forma de objeto transicional. De acuerdo con la Asociación de Psicología de Estados Unidos, es una cosa “elegida y utilizada por un niño para calmar la ansiedad de separación de su primer objeto externo, su mamá, hasta que el niño ha desarrollado la habilidad de crear un objeto interno o representación mental de ella, que le provea un sentido de seguridad y confort”.


El doctor que describió primero este concepto fue Donald Winnicott, en 1953.

“Los padres llegan a conocer el valor (de la manta, cobijita u objeto de apego) y cargarlo cuando viajan. La madre permite que se ensucie e incluso que huela, a sabiendas de que al lavarlo, rompe con la continuidad de la experiencia del infante”.

Antes, las mantitas de apego eran algún peluche o una cobija que los niños cargaban a todos lados. Hoy, están hechas específicamente para eso.

En general, las características que los objetos de apego deben tener son las siguientes:

  • Que tenga una textura agradable y suave
  • Que tenga un olor especial (aunque este se lo da tu bebé)
  • Que no se pueda sustituir

¿Todos los niños tienen o deben tener un objeto de apego?

No todos los niños eligen un objeto transicional. El proceso emocional de cada bebé es diferente. Si le ofreces una manta de apego a tu bebé y nunca logra apegarse a ella, no hay ningún problema. 

¡Mira nuestras mantas de apego!

¿Los padres pueden elegir las mantas de apego?

Por lo general, no es posible que los padres - ni nadie más que no sea el pequeño - elijan la manta de apego. Los objetos de apego los escoge el bebé arbitrariamente, no se los podemos imponer.

Sin embargo, sí podemos ofrecerles mantillas específicas de apego (esto es, que son fabricadas con colores tenues o agradables, telas muy suaves y reconfortantes) para ver si en algún momento las adoptan como suyas. En la mayoría de los casos suele funcionar.

¿Qué tipos de cobijitas de apego existen?

Mantas de apego tejidas (crochet)

Hay mantas de apego de varios tipos y materiales; por ejemplo, las mantas de apego tejidas de crochet, que por lo general tienen un pequeño muñequito de crochet en la parte de arriba. Esto cumple el propósito de abrazarlo, jugar y tener el confort de una mantita al mismo tiempo.

Mantas de apego de tela afelpada

También están las cobijas de apego de tela hechas de material felpudo, muy suave y calientito, esto para que le recuerde a tu bebé la sensación de estar contigo.

Mantas de apego de tela de toalla

Las manitas de apego hechas de toalla también son populares y contienen por lo general un peluchito incluido.

Recomendaciones para elegir una manta de apego para tu bebé 

Lo principal es fijarte en la textura de la manta, esto para que cumpla con la misión de ser reconfortante y sobre todo cómoda. Asegúrate de que no le das una de algún material al que sea alérgico. 

Los sí y los no con las mantitas de apego:

  • Lo principal es respetar el objeto de transición que escoja tu bebé. Si quiere llevar su mantita a todos lados, deja que lo haga.
  • Si bien el olor es muy importante, hay que lavarlos con la mayor frecuencia posible; como la llevan a todos lados, tienden a ensuciarse muy rápido. Encontrar el equilibrio entre guardar su caraterístico olor y mantener el objeto limpio es difícil, pero se puede. 
  • No trates de sustituirlo o imponerle otro trapito, si tu bebé escogió uno en específico, ten en cuenta que es muy importante para él y no puedes quitárselo arbitrariamente.

¿Tu bebé tiene un objeto de apego? ¡Cuéntanos!



Liquid error: include usage is not allowed in this context