Libro del bebé: un diario o álbum del primer año, para recordar siempre


Los hijos crecen rapidísimo... te lo han dicho muchas veces, pero es una gran verdad y en muy poco tiempo lo confirmarás por ti misma. En un abrir y cerrar de ojos tu bebé cumplirá su primer año.

Durante esta etapa, las experiencias que vivimos junto a él o ella son una intensa aventura y hay tantas cosas que mantener en la memoria, que llevar un registro de todo ello es una gran idea.

En el diario de tu bebé no solo puedes anotar todo sobre sus primeros logros, también puedes incluir sus visitas al médico, registro de vacunas y muchos otros datos importantes más. Idealmente, el diario deberías comenzarlo desde el embarazo, para que después veas - y recuerdes - todo el proceso y el gran camino por el que pasaron juntos.

A continuación te damos algunas ideas para armar el diario del primer año de tu bebé y no perderte de los momentos trascendentales:

#1 Elige un cuaderno grande, donde quepan fotos y texto o compra un álbum especial

Puedes elegir un cuaderno para dibujar, con hojas en blanco, y decorarlo como más te guste. Aunque si hacer manualidades no es tu fuerte, hay muchas plantillas que puedes encontrar en internet. Simplemente imprímelas o combínalas. 

También hay álbumes o diarios para bebé o mamá listos para rellenar.

Aquí te dejamos algunos ejemplos de lo que puedes imprimir. 

  • Para recordar tu embarazo, guarda tus ecografías y fotos del crecimiento de tu pancita:

 

  • Ve registrando tus visitas al médico y todos los datos o incluso comentarios que te dé el pediatra sobre tu bebé. Por ejemplo: si te dice que es muy alto para su edad, que le impresiona su desarrollo o cualquier otra observación que te haga sentir feliz. 

Cuando tu bebé esté recién nacido:

 

#2 ¡Empieza el registro de las experiencias de tu bebé!

Comienza a anotar las fechas importantes y las cosas que quieras recordar toda la vida. Por ejemplo: una foto de su primer baño, sus primeros descubrimientos, actitudes, la primera palabra... cualquier cosa que te gustaría recordar siempre. Aunque en ese momento piensas que lo tendrás en la memoria, con el tiempo se olvida, pero volver a leerlo da mucha satisfacción.

#3 Además del diario, haz una caja de recuerdos de tu bebé

La caja de los tesoros de tu bebé puede incluir su primer chupón, la mantita y la pulsera del hospital... ¡Será un recuerdo genial al paso de los años!

 

#4 Registro de visitas al doctor

En el diario, apunta la fecha y hora de sus consultas, los tratamientos que le receten por alguna cuestión, las vacunas que le van poniendo así como su peso y tamaño en cada consulta. Quizá esto no te traiga tantos recuerdos de amor, pero sí puede ser muy útil cada vez que tenga que ir al pediatra.

#5 Sus detalles, las primeras veces

Lleva registro también de su dieta, si es alérgico a algo, y anota las primeras cosas que el bebé comienza a probar. A esto le puedes agregar fotos de sus reacciones cada vez que pruebe un alimento nuevo. 

Llevar el diario del bebé durante su primer año no sólo te ayuda a mantener fresca en la memoria todas las cosas importantes sobre tu pequeño, también son un bonito regalo que, años más tarde, cuando haya crecido, podrán ver y disfrutar juntos.


Liquid error: include usage is not allowed in this context